Hojas que Curan el Alma 5

Published by

Posted on mayo 08, 2017

BH

hojas

¡Mis queridos hijos!

¡Les pido a todos ustedes, por Dios Santo, que piensen cuidadosamente sobre el verdadero propósito de este mundo!

Aunque seamos pobres, Dios nos ayuda con lo que realmente necesitamos.

No les presten demasiada atención a las posesiones materiales.

En cuanto a las necesidades reales, confíen en Dios.

Sólo fortalézcanse en la Torah y en la oración y pídanle a Dios, todos los días, que los cuide de todo mal y los ayude a ser buenos judíos. 

Ya que nada queda de una persona excepto lo que haya podido conseguir de una buena vida como judío en este mundo.

Así tenga o no dinero, los días y los años de la persona pasan como una sombra, y no queda nada excepto la vitalidad que pudo obtener de su fe en Dios.

Debemos comenzar desde este mismo instante a anhelar con puros y fuertes deseos a Dios y a Su Torah y Él hará con nosotros lo que considere mejor.

Pues los objetivos de este mundo, sus tentaciones, y la lucha por el sustento, todo es vanidad de vanidades.

“Vanidad de vanidades, todo es vanidad”

(Eclesiastes 1:2)

El alimento y la vestimenta que Dios quiere darnos, ciertamente Él nos las dará a través de Su generosidad…

…compasión…

…y amor…

…sin que…

…de nuestra parte…

…debamos ocuparnos y preocuparnos excesivamente.

Sólo Él nos mantiene y sostiene.

Podamos entonces cumplir verdaderamente con las palabras del Rey David: 

“En Él se regocijarán nuestros corazones, pues hemos confiado en Su Santo Nombre”

Salmos 33:21

Amén. Que ésta sea Su voluntad.

.

Rabí Natán de Breslov

.

logo1

 

ADD A COMMENT